Cómo Rentabilizar Un Sitio

Cómo Rentabilizar Un SitioEntendemos por rentabilizar un sitio el lograr obtener ganancia de su funcionamiento.

La ecuación es bien sencilla: sumamos todo los que nos sale mantener un sitio online, y le restamos la ganancia que nos deja. Para tener una idea más o menos exacta, podemos contar los siguientes rubros de gastos:

Hosting, dominio, etc…
• Diseñadores
• Programadores
• Costos de SEO
• Acciones promocionales de marketing (online y offline si las hubiera)
• Gastos de suscripciones a servicios (por ejemplo, servicios de distribución de contenido, alta automatizada en buscadores, etc…)
• Personal de dicado a cargo
• Otros gastos de mantenimiento del sitio que consideremos relevante

A esto le restamos lo ganado a través del sitio: ventas. No hablamos de tráfico. Podemos tener el tráfico más alto del segmento, pero si no se traduce en ventas contantes y sonantes, de poco servirá, a los fines de rentabilizar un sitio.

Ahora se plantea una cuestión casi filosófica. ¿Debemos o no incluir publicidad en nuestros sitios? Es necesario contemplar los objetivos propuestos para el sitio, y hacer una cuidadosa evaluación de qué tipo de publicidad estaríamos incluyendo, y cuál sería el resultado final. Hecha esta salvedad, antes de poner publicidad en nuestros sitios, hay algunas cosas que podemos hacer para incrementar las ventas a través del mismo.

Como Rentabilizar un SitioExiste toda una serie de herramientas que nos permiten ampliar el público que recibe nuestro mensaje, y que van de la mano de las acciones tradicionales de SEO. Mediante estas herramientas no sólo es posible ampliar el target actual que nuestro sitio pueda tener, sino que algunas de ellas constituyen excelentes herramientas de fidelización de los clientes actuales. El razonamiento detrás de estas acciones nos dice que conseguir clientes es bastante trabajoso, en consecuencia, aquellos que ya tenemos merecen ser objeto de algún tipo de acción de fidelización que incremente las chances de que ese cliente vuelva a comprarnos.

• Newsletters: Los newsletters son un excelente canal de comunicación con nuestra clientela. Lo más importante del newsletter es que no sea tanto promocional –obviamente, sí lo es, pero no debe ser el objetivo principal-, sino que ofrezca valor agregado. Es decir, por ejemplo, en un newsletter podemos ofrecer algún tipo de descarga gratuita –un e-book, un demo-, ofrecer el link desde donde descargar el manual de los productos que vendemos, informar dónde se encuentran los servicios técnicos –en caso de que se aplique para nuestros productos, etc…

Autorespondedor

• Otros mails que se envíen a los usuarios: No solo es posible que nuestros usuarios reciban el newsletter. También, cuando en el proceso de navegación se llega a ciertos puntos donde la acción ha sido llevada a cabo, cabe la posibilidad de enviar un correo, por ejemplo con los datos de la compra efectuada, donde se incluya información de contacto, tiempo estimado de entrega, y demás datos de interés para el comprador.

Recuerde incluir sus páginas de Twitter y Facebook, por ejemplo, a fin de que el cliente tenga la posibilidad de lograr una comunicación “en tiempo real”, en caso de necesitarlo. Mediante un email es posible enviar anuncios de nuevos productos o servicios, novedades relevantes o cualquier otra comunicación fuera del esquema del newsletter, que se consideren relevantes. Una excelente idea es personalizar los mensajes según el historial de compras, o el comportamiento de navegación que el usuario haya manifestado.

• Programas de afiliados e incentivos. Reventa de productos: Algunos productos se prestan para comenzar un plan de afiliados con ellos. Mediante esta sencilla estructura comercial, los afiliados promocionan y venden nuestros productos y servicios, a cambio de una comisión. Esta solución es ideal para productos ya establecidos en el mercado, y con un cierto grado de popularidad.

Rentabilizar un sitio es un proceso que lleva tiempo, durante el cual es necesario realizar un trabajo constante. Rentabilizar un sitio implica convertirse en proveedor habitual de cierto nicho del mercado, y para lograr esto es necesario ganarse un lugar, y gestionarse una reputación online.

Fuente www.vpa-internet.com.ar/blog

Leave a Reply